Comentario Evangelio 08 de Enero

El Viento (2)

La santa nostalgia de Dios nos pone en camino

Hno Héctor Campos, ofmcap

La Epifanía del Señor.(Evangelio Según San Mateo 2,1-12)

Hoy nos encontramos con una gran incapacidad de buscar a Dios, de ser creativos pues estamos cansados. Celebramos hoy La Epifanía del Señor, manifestación de Dios a toda la humanidad. ¿Cómo no ponernos de pie y volver a ser creativos en la entrega, en el mirar y adorar a nuestro salvador que viene a iluminar a todo hombre y mujer de nuestro tiempo? El Papa Francisco en esta fiesta nos decía: “La santa nostalgia de Dios nos permite tener los ojos abiertos frente a todos los intentos reductivos y empobrecidos de la vida”. Hoy debemos interrogarnos sobre cómo llevamos nuestra vida, que anhelamos, que nos falta para “ponernos en camino…” Pregunta que nuestro mundo ya no se hace o no se quiere hacer, no tienen el coraje de plantearse estas cuestiones profundas y esto también penetra en nuestra vida. Debemos recuperar en nuestra vida espiritual esta capacidad de contemplar, de descubrir en los signos de los tiempos la presencia de Dios. Los magos buscan los valores y estados de justicia en la contemplación. Nosotros búsquenos en nuestra vida el modo de ser insertos, de caminar con los que sufren, con los que no se encuentran en los palacios sino en un pesebre, en lo humilde y sencillo. No debemos preferir las tinieblas como muchas personas hoy. Debemos seguir la estrella… El relato de los magos ha sido visto por los Padres de la Iglesia como ejemplo de unos hombres que, aun viviendo en las tinieblas del paganismo, han sido capaces de responder fielmente a la luz que los llamaba a la fe. Son hombres que, con su actuación, nos invitan a escuchar toda llamada que nos urge a caminar de manera fiel hacia Cristo.

Los magos buscaban a Jesús en el Palacio de Herodes, pues ciertamente ahí nacen todos los príncipes, los que ostentan el poder, los que oprimen al débil. Pero ahí no estaba Jesús, sino en lo sencillo, en lo humilde, en lo desvalido. ¿Dónde buscamos hoy a Jesús? ¿Cuáles son los establos donde él se manifiesta?

Hoy cuando, como vida consagrada somos desafiados a buscar a Jesús en los nuevos territorios marginales, quizás nuestras estructuras: trabajos, contactos, problemas, encuentros, ocupaciones diversas, nos llevan y traen, y la vida se nos va pasando llenando cada instante con algo que hemos de hacer, decir, ver o planear. Se nos invita a mirar, contemplar en la estrella del resucitado, el lugar donde hoy sigue naciendo Jesús, éste salvador que viene para todos. Esa luz que necesitamos, que motiva nuestra nostalgia por él, brilla ya en Belén. Lo importante es tomar conciencia de que vivimos, en algunos casos, desconectados de la nueva realidad de Belén y de que queremos recuperar el verdadero sentido de nuestra vida como consagrados. Hoy necesitamos darnos tiempo para contemplar, para seguir la estrella, para que ella nos conduzca a Jesús y esto nos llene de alegría y poder volver a nuestra nueva realidad que nos toca vivir, siendo capaces de perder el miedo y abrirnos a nuevos signos de los tiempos que podemos ver en esta contemplación de Jesús en nuestra historia.

Encontraron al niño con María, ella no lo abandona y jamás dejará de creer en su palabra. Ellos se postran, pues solo de rodillas podemos descubrir su grandeza. Ellos ofrecen oro, incienso y mirra. El oro es lo que siempre se ofrecía a los reyes y el incienso para estar en su presencia. La mirra para preparar su muestre. Nosotros, ¿qué le ofrecemos hoy? ¿Cuál es nuestro oro, incienso y mirra? ¿Podría ser el oro de nuestra verdad, de nuestro sacrificio, de la ofrenda de nuestra vida toda para él? ¿Podría ser el incienso de nuestra fragilidad, de nuestra humildad, de nuestra obediencia filial a su llamada? Y la mirra ¿podría ser nuestra pobreza y cercanía de los pobres?

 

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *