Comentario Evangelio 4 de Febrero

Hna Verónica Santillán, ecj

Evangelio según san Marcos 6, 30-34

El evangelio de este domingo lo veo tan oportuno para este tiempo, con una dinámica que va desde lo comunitario a lo personal para de allí mirar nuestras realidades y ambientes en los que nos toca testimoniar al Señor que nos sigue animando en la entrega.

Vemos a Jesús desplegando un gesto de humanidad, los ve cansados y los invita a descansar. Muchas veces se ve así a la vida religiosa cansada!…sería bueno preguntarnos ¿qué es lo que nos produce cansancio?. Si es solo físico es más sencillo recobrar fuerzas… ordenar los tiempos… compartir la tarea… poner límites… aceptar con humildad que no podemos todo…

Pero a veces este cansancio tiene otras dimensiones de mi ser, y aquí se juega la transparencia con el Señor y con nosotros mismos. Entonces son oportunas las Palabras de Jesús: «Venid también vosotros aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco.» y allí podremos preguntarnos ¿Cuál es el origen de mi cansancio?, ¿Me quedo pegado/da a eso o busco una salida asumiéndolo?, ¿no será, que estamos desgastando las fuerzas que deberíamos poner en renovar y proyectar nuestro crecimiento personal, en el seguimiento del maestro o en el ser profecía, generando brotes nuevos para nuestras congregaciones?…Es probable que en ese “lugar solitario” muchas otras preguntas podrán resonar dentro nuestro , lo importante es que si no puedo solo/la, busco con madurez la ayuda que necesito para asumir lo que me desgasta y encontrar un horizonte cargado de esperanza.

Estamos en tiempo de vacaciones, tiempo oportuno para descansar , renovarnos, para darnos más tiempo entre nosotros y hacer vida el inicio del evangelio de hoy, compartir lo que vamos hablando, haciendo, sembrando soñando y regalarnos el escuchar esos mismos sueños de nuestros otros hermanos/as de comunidad. Para que juntos podamos como Jesús sentir compasión por tantos y tantas que están a veces muy cerca nuestro como ovejas sin pastor.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *